Operación Danko

Cuando concedieron las entrevistas seguro que no podían ni imaginarse que meses después permitirían su identificación. 8 españoles han sido detenidos por combatir en Ucrania en el lado de las autodefensas. Dos de ellos, Rafa y Ángel, decidieron dejarlo todo en su país y unirse a las filas del batallón Vostok. ¿Qué les movía? El 9 de agosto, me lo contaban en exclusiva…


Lo que les movió, me decían, ver el peligro de un creciente fascismo al que hay que parar antes de que se extienda a todo el mundo y la masacre en la casa de los sindicatos de Odessa. Llegaron para defender a la población. Seguramente en ese momento no pensaron que “su buena intención” sería uno de los motivos por los que hoy se les acusa, aunque sea indirectamente.

El Ministerio del interior acusa a los 8 españoles detenidos hoy por haber participado en el conflicto de Ucrania, porque, afirma, han violentado la neutralidad de España en el asunto. La Policía considera que sus acciones pueden ser constitutivas de delitos que comprometen la paz o la independencia del Estado y, en concreto, se les atribuye complicidad en asesinatos y tenencia y depósito de armas y explosivos. Interior recuerda, además, que algunos de los actos cometidos en ese conflicto han sido calificados de terrorismo por las autoridades locales.

Sin embargo, Agustín Ríos, representante del Comité de Apoyo a la Ucrania Antifascista de Madrid afirma que las acusaciones presentadas contra ellos no se corresponden con la realidad. Confirma que todos son miembros del movimiento antifascista que en determinados momentos estaban en el territorio de Donbass, pero denuncia que también hay otros españoles que han luchado del lado del ejército ucraniano, y ninguno de ellos ha sido detenido.

Por ahora, la policía solo tiene pruebas de que uno de los dos madrileños detenidos combatió en el frente. Los otros dos eran utilizados como elementos de propaganda para alentar a otros combatientes a unirse a sus filas. Quizá Rafa y Ángel fueron, sin ser conscientes de ello, o sí, su canal propagandístico cuando concedieron entrevistas a los medios. Lo que está claro por ahora es que esos vídeos y fotos difundidos a través de las redes sociales el pasado verano es lo que permite demostrar claramente donde estaban y a quien apoyaban, y es precisamente por lo segundo, por lo que parece que se les acusa.

Compártelo!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *